DIÁLOGO

por S.A.E.B

SINOPSIS

Las piezas que conforman esta obra forman parte de una construcción compleja que busca dilucidar el universo en varios grados de su existencia. No solo hace alusión a la parte sólida de este plano existencial en el que confluyen los seres de manera casi automatizada. Sino que atiende a las causalidades del mundo buscando su sincronía con otros mundos, no mundos pertenecientes a lo onírico o a la fantasía, más bien refiriéndose a los pilares que conforman este universo en su totalidad, transitando suavemente de lo general a lo particular y viceversa.

 

La tarea que se ha propuesto el autor es de manufacturar un atlas para trazar la realidad a una escala más metafísica que corpórea. Una especie de filosofía pictórica que muestra una representación universal del funcionamiento de este mecanismo cósmico y omnipresente. Cada fragmento de la obra posee un elemento de interconectividad con el resto que culmina en un trabajo completo, una circunferencia de hechos y sucesos que se funden en una realidad abstracta, descriptiva y confrontativa.

 

El significado mismo de las piezas queda al final a la interpretación del espectador, pero no se limita a las teorías conceptuales del arte contemporáneo que circula por los museos de arte moderno en la actualidad. Cada pintura se complementa con la siguiente y con la anterior generando una simbiosis relativa y legible en las cartografías universales que cada una representa. Dentro de este panorama, se deshilan las múltiples interpretaciones de la humanidad sobre temas como la razón de la existencia y sus perspectivas sobre la materialidad del mundo que rodea al hombre.

 

Este plano existencial de las verdades universales abarca puntos tan extensos y complicados que comprenden desde el individuo y su lugar en el mundo, así como las posibilidades que lo rodean y le permiten desenvolverse dentro de él, incluyendo su relación con lo divino y con lo simbólico detrás de las conciencias.

 

Más que un mapa, una tabulación de la anatomía de los universos, pues no se limita a sumergirse en el tejido de uno solo y nos plantea a su vez las interacciones que habitan entre cada uno de los universos, universos personales y universos generales. La obra en su totalidad es una equivalencia a una autopsia de una muñeca Matrioshka, un viaje al centro de una, fruta de un elemento tan orgánico como la piel que nos mantiene en una sola forma en lo que conocemos como un mismo universo.

 

La finalidad de esta creación es poner en tela de duda lo que aceptamos como una verdad intrínseca e invitar al espectador a reflexionar de manera consciente e inconsciente acerca de lo que es la verdad, la verdad social, la verdad universal, la verdad del sueño y la verdad de los dioses. Un primer paso para la reconciliación de la ciencia con la filosofía a través del arte pictórico. Desafiar los conceptos preconcebidos de todo aquello que rellena los rincones más alejados del cosmos y darles sentido con los rincones del yo interno. Es aquí en donde se encuentra el puente que nos revela un mundo, dentro de un mundo, dentro de un espacio, dentro de una galaxia, rodeada de galaxias y que coexisten dentro de esta gran masa de oscuridad y vida.

Vander YAEL BUSTOS